Un territorio azul que se pierde de vista

* El almirante Ángel Belisario, exministro de Pesca y Acuicultura, dictó cátedra a los asistentes al Diplomado de Comercio Exterior, promovido por Bancoex.

Lcda. Adriana Schoen P. CNP 7.991 / adriana@acuipesca.com

La ponencia “La pesca y la acuicultura en Venezuela. Potencialidades, comercio exterior y trazabilidad” permitió al almirante Ángel Belisario expresar ante los participantes del Diplomado de Comercio Exterior —dictado por el Banco de Comercio Exterior (Bancoex) en Caracas— una muy particular opinión sobre el tema, conocimiento que se ha formado por la experiencia adquirida en su paso no solo por la Armada Bolivariana, sino también por el ente gubernamental que dicta las políticas en la materia, el Ministerio del Poder Popular de Pesca y Acuicultura (MPPPA).

Habló de la importancia estratégica del mar para Venezuela y señaló que, por su ubicación geográfica al norte de la América del Sur, el país tiene una fachada caribeña, una fachada Atlántica y cercanía con los pasos transoceánicos como el Canal de Panamá y el que se está construyendo en Nicaragua, lo cual le da también proximidad con el océano Pacífico.

En un ejercicio por demás didáctico, el almirante Belisario detalló las dimensiones del espacio continental venezolano y del territorio marítimo e insular: “Hoy por hoy nuestro espacio continental tiene más de un millón de kilómetros cuadrados. Es decir, 916.445 se corresponden con  lo que actualmente tiene la República, más casi 160 mil kilómetros cuadrados que se corresponden con la Zona en Reclamación. El total de territorio marítimo insular venezolano es de 700.600 kilómetros cuadrados. Si hacemos la comparación de estos datos, podemos decir que  casi 40 % del territorio nacional es azul”.

“Si en los espacios marítimos venezolanos hay muchísimo potencial, qué podemos decir de los espacios acuáticos continentales, gracias a las siete grandes cuencas hidrográficas que irrigan todo el país”, expresó Belisario. “Venezuela tiene una gran potencialidad para la pesca artesanal, marítima y continental, vinculada con la acuicultura y prueba de ello son las más de 4 mil iniciativas acuícolas a nivel nacional, de todas las magnitudes, industriales o artesanales”, concluyó el almirante.

La pesca en aguas propias e internacionales

  • La flota industrial venezolana también pesca en aguas internacionales, gracias a la afiliación que tiene la nación a dos organizaciones: la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico (CICAA) y la Comisión Interamericana de Atún Tropical (CIAT).
  • El Estado venezolano tiene asignado por la CIAT, una extensión de 30.098 metros cúbicos para la pesca en el Océano Pacífico.

 

¿Qué ha hecho Venezuela en los últimos años en materia de captura?

Estadísticas en mano (las que arrojó su gestión al frente del MPPPA en el año 2016), refirió que la producción pesquera y acuícola en Venezuela —desde enero hasta el 19 de diciembre de 2016— fue de 277.880 toneladas: “Al cierre del año, ese número superó las 290.000 toneladas”.

En comparación con los años 2014 y 2015, cuando la meta del MPPPA fue de 257.000 toneladas: “… y la superamos. Queríamos incrementar 8 % con respecto a 2015 y llegamos a 12%”.

… a pesar de este logro, sigue siendo poco lo producido en función de las potencialidades que tiene el país. Hay que seguir trabajando, hay que inyectar nuevas tecnologías, abrir nuevos mercados, motivar al usuario a la ingesta de productos hidrobiológicos…

“En cuanto a las exportaciones, hubo un incremento de 201 % con respecto a 2015. El camarón fue el mayor rubro exportado (92%) y el resto corresponde a otras especies. Estas exportaciones representaron 7,05 % del total de lo que se produjo en 2016”, señaló.

 

FAO referencia para el sector

Belisario contextualizó las cifras de la producción pesquera y acuícola en Venezuela, en el marco de la situación mundial de la pesca y la acuicultura, mostrada en el documento oficial de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura 2016 (FAO). Allí se informa que la producción mundial de la pesca marina y continental, entre 1960 y 2012, casi se ha triplicado y la acuicultura tuvo un crecimiento mayor aún al verse quintuplicado, “con lo cual se evidencia el incremento e importancia del sector”.

En cuanto a la producción y utilización de la pesca y la acuicultura en el mundo, indicó que, de un total de 167,2 millones de toneladas, 146,3 fueron destinadas al consumo humano. “Quiere decir que 7,3 miles de millones de personas se beneficiaron de ese consumo”.

 

Comercio exterior de pescado

Principales importadores Exportadores
1.   Alemania 1. Canadá
2. China 2. Chile
3. España 3. China

 

A juicio de Belisario, hay que partir del principio de que, si el país tiene la potencialidad, debe explotarla y desarrollarla y, en función de eso, desarrollar a su vez toda la infraestructura, talento humano y el conocimiento para tener capacidad real de explotación de la potencialidad.

Trazabilidad / Rastreabilidad

Trazabilidad o rastreabilidad

Finalmente, abordó el tema de la trazabilidad, para lo cual refirió el concepto que la FAO otorga al mismo: “Capacidad para seguir el desplazamiento de alimentos a través de una o varias etapas específicas de su producción, transformación y distribución”. Desde el control de la captura, la cadena integrada para el transporte, el tema vinculado con la sanidad para preservar la inocuidad, el control sobre la cadena de frío, sobre el embalaje, la temperatura, las condiciones de preembarque, bien sea aéreo o marítimo, hasta que llega al consumidor.

“En el caso particular de la industria pesquera, los aspectos relacionados con la salubridadde los productos nos conducen obligatoriamente a la preservación de la inocuidad, entendida ésta como la condición que debe presentar un alimento para que no afecte la salud del consumidor” finalizó el almirante.

En Venezuela es el Estado el que vela por que esto se cumpla para evitar problemas de salud pública. En materia de pesca y acuicultura, el ente que asume este rol es el Instituto Socialista de la Pesca y Acuicultura (Insopesca), a través de su gerencia de Sanidad Pesquera: “Su actuación es determinante”.