Caracas, 09.10.2019.- Un nuevo estudio de la Universidad de Liverpool reveló que los peces sienten dolor, y lo experimentan de una manera similar a los mamíferos, incluidos los seres humanos. Así lo reseña un trabajo de Romina Monteverde del portal www. tekcrispy.com basada en la publicación de la Royal Society B: Biological Sciences.

Los peces son animales realmente fascinantes, al igual que casi todo lo que habita dentro del mar. Y aunque estos también son de interés para los movimientos protectores de la biodiversidad y con frecuencia son adoptados como mascotas, son muchos los que piensan que los peces no sienten dolor ni pena, idea que está bastante lejos de la realidad, pues sienten dolor y experimentan cambios de comportamiento

Lynne Sneddon, bióloga y una de las principales expertas mundiales del dolor en peces que participó en este estudio, afirma que la capacidad de sentir dolor y pena es una característica intrínseca del reino animal.

Y esto parece totalmente lógico, considerando que ante una perturbación, los peces reaccionan, como lo hacen otros animales, y esto explicaría los fundamentos moleculares compartidos y los comportamientos asociados con evitar el dolor y también aliviarlo.

“Cuando están sujetos a un evento potencialmente doloroso, los peces muestran cambios adversos en el comportamiento, tales como la suspensión de la alimentación y la actividad reducida, que se previenen cuando se proporciona un medicamento de alivio”.

Los peces pueden experimentar hiperventilación, pérdida de apetito, e incluso cambios en su comportamiento a largo plazo luego de haber atravesado una experiencia dolorosa.

Un ejemplo de ello está en dentro de una pecera. Los peces frotan la boca contra el costado del tanque cuando sus labios reciben un estímulo doloroso. Esto es similar a nuestra respuesta de frotar nuestro dedo del pie cuando nos lo golpeamos, explica Sneddon.

“Si aceptamos que los peces experimentan dolor, esto tiene implicaciones importantes para la forma en que los tratamos. Se debe tener cuidado al manipular los peces para evitar dañar su piel sensible y se deben capturar y matar con humanidad”.

Y tal como indica la autora, quizás el pensar que los peces no tienen sentimientos o que no sienten dolor hace más fácil el hecho de pescarlos y consumirlos, e incluso ir a la playa y comer frente al mar como si nada. Pero la verdad es que son tan sensibles como otras especies, y merecen tanto cuidado y respeto como estas.

Referencia: Evolution of nociception and pain: evidence from fish models, Philosophical Transactions of the Royal Society B: Biological Sciences (2019). https://royalsocietypublishing.org/doi/10.1098/rstb.2019.0290

Tomado de : https://www.tekcrispy.com/2019/09/30/peces-pena-dolor-animales/ Por Romina Monteverde.

Foto principal tomada de: https://www.animanaturalis.org/p/1405/los-peces-sienten-dolor