Caracas, 7.3.20.- Los seres humanos tienen una urgente necesidad de producir más materias primas proteicas para alimentarse, así como de métodos de producción sustentables. Los científicos mundiales están haciendo recomendaciones para la obtención urgente de estas proteínas y dentro de ellas están recomendando alimentos basados en microalgas, las cuales son microorganismos unicelulares fotosintéticos que se desarrollan en medios acuáticos de agua dulce o agua de mar, con requerimientos simples de crecimiento tales como luz, CO2 (anhídrido carbónico), N (nitrógeno), P (fósforo) y K (potasio), y otros oligoelementos de menor importancia como B (boro), Cu (cobre), Mn (manganeso), Zn (zinc), Mo (molidbeno), Co (cobalto), V (vanadio) y Se (selenio).

Las microalgas tienen altísimo perfil nutritivo ya que producen lípidos (grasas saludables tipo ácidos grasos omega 3), proteínas (aminoácidos esenciales) y carbohidratos en cantidades grandes en periodos de tiempos cortos. Son capaces de fijar CO2 y liberar O2 a la atmósfera y representan los microorganismos que mayor velocidad de crecimiento tienen. Su producción asimismo es sustentable: utilizan cantidades mínimas de nitrógeno y generan escasas emisiones de CO2, poco requerimiento de tierras agrícolas para su cultivo o de pesticidas con consumo de agua mínimo, se producen en sistemas cerrados de acuicultura y mayor rendimiento de crecimiento y producción de biomasa por hectárea, aproximadamente   3.8%   frente   a   un 0.5%   que   producen los   cultivos convencionales.

Todas estas razones conllevan a considerar a las microalgas como nuevos ingredientes alimenticios, así como sus sistemas productivos. Los productos terminados proteicos ya comprobados que se generan de estos microalgas vienen en forma seca como harinas o polvos, el cual puede ser usado directamente por la industria. Los principales géneros con los que se trabaja actualmente son Chlorella, Scenedesmus, Phormidium, Botryococcus, Chlamydomonas, Neochloris y Spirulina (Arthrospira).  Una especie con la que se trabaja es con Chlorella vulgaris, la cual ya se vende en el mercado europeo. La Chlorella contiene en seco contiene cerca de 45% de proteína, 20% grasa, 20% carbohidratos, 5% fibra, 10% minerales y vitaminas. Venezuela presenta alta potencialidad para este tipo de producción acuícola.

Fuente: https://www.newfoodmagazine.com/news/   mfc

Fotos: https://agrotendencia.tv/agropedia/el-cultivo-de-microalgas/