Caracas, 8-4-21.- La Tilapia, es un pez nativo de África y Oriente Medio que surgió de la oscuridad y pasó a ser uno de los peces más productivos y comercializados a escala global.

Aunque se cree que la cría de tilapias en su forma más sencilla se originó en Egipto hace más de 4.000 años, el primero registro científicamente confirmado se llevó a cabo en Kenya en 1924, extendiéndose posteriormente por toda África, Lejano Oriente y por las Américas. Compartimos el trabajo del Lic. Germán Robaina, colaborador de Acuipesca Magazine, publicado en el portal Mundo Agropecuario.

La tilapia es una fuente asequible de proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales que son vitales para una buena salud.

Esta especie se ha convertido en uno de los peces de acuicultura más importantes a escala global, es cultivada y comercializada en más de 125 países, y alrededor del 98% de la tilapia se produce en sus hábitats originales, aunque  cada vez más se cultivan en el Caribe, América Latina y recientemente, en los países de clima templado donde el agua a través de medios artificiales está disponible.

Aunque existen alrededor de 70 especies de tilapias, la mayoría nativas de los ríos occidentales de África, tan solo nueve de ellas se utilizan en la acuicultura mundial. Sin embargo, la producción de tilapia se concentró principalmente en la tilapia del Nilo (O. niloticus), tilapia de Mozambique (O. mossambicus) y tilapia azul (O. aureus). De estas tres especies O. niloticus ha sido durante muchas décadas responsable del aumento significativo en la producción mundial de tilapia a partir de la acuicultura alrededor del 83% del total de tilapias producidas en todo el mundo.

En respuesta al inadecuado suministro de semillas de tilapia y al deterioro de los peces en muchos sistemas acuícolas que se desarrollaban en Asia, en 1988 en el International Center for Living Aquatic Resources Management (ICLARM) diseñaron e implementaron un proyecto de mejoramiento genético para desarrollar una cepa de tilapia nilotica de crecimiento rápido que fuera adecuada tanto para la acuicultura a pequeña escala como para la acuicultura comercial.

Genetic Improvement of Farmed Tilapia

Después de casi tres décadas el programa GIFT (Genetic Improvement of Farmed Tilapia) de cría selectiva de peces y un minucioso proceso de selección de los progenitores se logró una cepa genéticamente mejorada de tilapia conocida hoy en día como GIFT logrando una descendencia de mejor rendimiento para ciertos rasgos considerados como importante durante la producción y el marketing.

Esta tecnología se basó en que la difusión y adopción de cepas GIFT por parte de los piscicultores ayudaría a aumentar el rendimiento de los peces, y los beneficios económicos del acuicultor, aumentar la tasa de supervivencia, acortar el tiempo de cosecha, producir un mayor peso de cosecha individual, reducir los costos operativos y de producción, reducir el precio de mercado del pescado local mejorando la asequibilidad, especialmente para los consumidores de bajos ingresos, generando empleo e ingresos rurales.

Cuando el porcentaje de crecimiento se duplicó, los peces lograron una talla para el mercado en 6 meses comparados con los 8 meses de la base de la población, y cuando el porcentaje de crecimiento se triplicó se logró la talla del mercado en 4 meses. Así, el cultivo de la tilapia se redujo en un 50% para una misma talla de mercado.

Las pruebas de los incrementos en producción, rentabilidad y evaluación de las Líneas Mejoradas de Tilapia se realizaron con el Proyecto “Dissemination and Evaluation of Genetically Improved Tilapia in Asia” (DEGITA), implementados por ICLARM (hoy WorldFish) y su socio Bangladesh Fisheries Research Institute (BFRI) de Bangladesh, República Popular de China, Filipinas, Tailandia y Vietnam entre 1994 y 1997.

Al final del proyecto en 1997, después de seis generaciones de cría selectiva, se distribuyó la cepa a Filipinas, Bangladesh, China, Tailandia y Vietnam, y se puso a disposición de la investigación organizaciones y gobiernos nacionales para continuar trabajando en la cría selectiva y distribución a los acuicultores.

Resultó tan exitoso el referido programa, que se considera que el éxito del cultivo de la tilapia a escala mundial está relacionado en gran parte con su desarrollo y el establecimiento masivo de su cultivo.

En 2001, el proyecto se mudó desde Filipinas a Malasia, en donde continúa mejorando GIFT a través de la cría selectiva en una estación de investigación proporcionada por el Departamento de Pesca de Malasia en Jitra.

A través de tecnologías de selección combinada, el programa GIFT logró un aumento genético promedio de 12-17% por generación durante cinco generaciones y un aumento acumulado de la tasa de crecimiento del 85% en O. niloticus.

La cepa GIFT obtenida mediante esta técnica crece hasta un 100% más rápido que los peces originalmente utilizados al comienzo del programa, y es capaz de prosperar en una amplia gama de entornos, lo que conduce a aumentos en productividad e ingresos para los piscicultores de muchos países del mundo, aunque fue inicialmente diseñada para mejorar el desarrollo acuícola de países asiáticos.

Avances del proyecto

Para el 2003, las cepas derivadas de GIFT representaron el 68% de la producción de tilapia en Filipinas, el 46% en Tailandia y el 17% en Vietnam, y para el año 2010, se encontró que, gracias a su alta producción, el 75% de los cultivos monosexo de tilapia en Bangladesh utilizaban exclusivamente GIFT como cepa de cría.

Igualmente, Egipto, el segundo país productor de tilapia más grande del mundo, reporta que la cepa desarrollada por WorldFish crece hasta un 28% más rápido que la raza más comúnmente usada en el país.

Peces de crecimiento más rápido y resistentes a enfermedades permiten a los acuicultores un mayor retorno de su inversión, y en algunos países la tilapia genéticamente mejorada ha aumentado la tasa de producción de tilapia, permitiendo precios más bajos para los consumidores.

Durante el período comprendido entre 1979 y 1988, antes del desarrollo de GIFT y otras tilapias genéticamente mejoradas, el consumo promedio de tilapia en Filipinas era de 0,66 kilogramos (kg) per cápita por año, y aumentó dramáticamente –en un 144%— a 1,61 kg per cápita por año durante 1989-1997, un plazo que corresponde al desarrollo de GIFT.

Recientes estudios realizados en Bangladés, la cepa GIFT de la generación 12 tuvo una tasa de crecimiento específica entre un 27% y un 29% más rápida que la tilapia no GIFT tanto en estanques de monocultivo como de policultivo, lo que sugiere que una relación beneficio/costo más alto significa una mayor rentabilidad de las cepas GIFT en comparación con las cepas no GIFT tanto en sistemas de monocultivo como de policultivo.

WorldFish sigue estableciendo nuevos límites en su programa de mejora genética sobre la cepa GIFT y apoyando el desarrollo de mejores cepas a nivel mundial, basándose en el enfoque GIFT para la mejora de los peces.

Nuevas fronteras para la investigación están explorando la mejora de rasgos, incluyendo tolerancia a la salinidad, enfermedades y temperaturas frías, eficiencia en la conversión de alimentos y peces resistentes. También se están realizando esfuerzos para investigar la utilidad de herramientas genómicas para mejorar aún más la eficiencia de nuestros programas de cría, incluyendo en la cepa GIFT.

Los beneficios sustanciales en términos de tasas de crecimiento y mejores rendimientos bajo sistemas de cultivo han demostrado que a partir de programas de selección genética y control sexual, se obtendrán exitosos resultados que se recomiendan introducir en las prácticas acuícolas modernas a través del uso de cepas GIFT, programas de difusión técnica y prácticas económicamente sostenibles.

En los últimos años se ha comprobado una creciente aceptación y consumo de tilapias en países en los que no era tradicional su consumo, tales como Estados Unidos, Canadá, Europa, América Central y del Sur. Sólo en los Estados Unidos se informó que la importación aumentó a unos 75.000 tm (equivalente entero de pescado), cerca del 90% de la demanda del país. En vista de la creciente demanda de este producto básico, el cultivo de tilapia seguirá siendo una importante fuente de proteína animal, divisas y oportunidades de empleo en varios países.

Venezuela no debe desperdiciar esta oportunidad, para lo cual se recomienda la adopción de incentivos y fomento que nos permitan aprovechar sus ventajas comparativas y competitivas para fomentar el desarrollo de una industria acuícola de gran envergadura, favoreciendo y promoviendo el uso de cepas que, como la GIFT, permiten el incremento de la productividad y la diversificación de su actividad acuícola.

Además del gran potencial que posee el país para el cultivo de la tilapias, reducir hasta en un 50% el ciclo de cultivo, permitiría la obtención de hasta 3 cosechas por años.

Tecnologías que garantizan el más estricto apego a las normas protectoras del medio ambiente se encuentran disponibles.

Basado en: Gupta & Acosta, 2004. /WorldFish, 2015.

Autor: Lic.- Germán Robaina. Correo: robainag@gmail.com

Trabajo publicado originalmente en el portal: https://mundoagropecuario.com/que-son-y-que-representan-las-denominadas-tilapias-gift-para-el-pais/

Acuipesca Magazine/ ASP.