Brasil, 22.8.19.- El bosque tropical más grande del mundo está en peligro y el mundo está reaccionando. La etiqueta #PrayforAmazonas es tendencia mundial en la red social Twitter desde la madrugada del 20 de agosto, luego de que varios medios de comunicación confirmaran que más de 500,000 hectáreas en 16 días han sido arrasadas por un incendio voraz.

Acuipesca Magazine, el lugar de encuentro de la pesca y la acuicultura no podía dejar de informar acerca de este hecho que pone en riesgo parte del pulmón vegetal del planeta Tierra y hacerse solidarios con esta causa de apoyo. Por ello reprodujimos casi en su totalidad el material del portal cnet.com, escrito por Jován Pulgarín.

«La noticia se hizo viral cuando la NASA, a través de su plataforma de Información sobre incendios para el sistema de gestión de recursos (FIRMS, por sus siglas en inglés) mostró una imagen satelital con los focos activos.

Se trata de la tasa más alta de siniestros por fuego desde que el Programa de Quemas del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil comenzó con su seguimiento en 2013.

Según la cadena de televisión CNN, «hasta el 20 de agosto, el INPE reportó un total de 72,843 incendios en Brasil, lo que representa un aumento de más del 80 por ciento en comparación con el mismo período de 2018». La cadena noticiosa también confirmó que las imágenes satelitales detectaron 9,507 nuevos focos en la cuenca del Amazonas, el bosque tropical más grande del mundo y que es fundamental para contrarrestar el calentamiento global.

Copernicus, el programa de Observación de la Tierra de la Unión Europea, publicó un mapa que muestra el humo de los incendios que llegan hasta la costa atlántica de Brasil.

¿Qué causa los incendios?

Según recogen varios medios de comunicación, el desastre en la región amazónica se debe a las quemas provocadas para deforestar un terreno a fin de convertirlo en área de pastoreo o para limpiar áreas ya deforestadas, generalmente en la temporada seca.

«Lo que estamos viendo es consecuencia del aumento de la deforestación vista en cifras recientes», dijo Ricardo Mello, del programa Amazonía del Fondo Mundial para la Naturaleza-Brasil, según recoge la revista Semana.

La organización no gubernamental Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía (Ipam, en sus siglas en portugués), asocia el aumento del fuego a la deforestación promovida por los terratenientes, así como a los incendios incontrolados de ganaderos y agricultores para desbrozar tramos de selva.

Sin embargo, el gobierno brasileño insiste en que el fuego es la consecuencia de la sequía en la zona.

¿Cuáles son las zonas más afectadas?

Explica la agencia de noticias AP, que los estados más afectados son Mato Grosso, Pará y Amazonas, todos ubicados en la región amazónica, y representan el 41.7 por ciento de todos los incendios.

Pero no solo es Brasil, también Bolivia. La cadena de noticias BBC Mundo asegura asegura que «en Bolivia, la región oriental de Santa Cruz se convirtió en epicentro de una serie de incendios que en más de tres semanas llevan consumidas alrededor de 500,000 hectáreas de bosque y pastizales».

«Las autoridades cruceñas, que este fin de semana declararon la situación de ‘desastre departamental’, atribuyen el fuego a los ‘chaqueos’, la quema de vegetación para preparar terrenos de cultivo y pastoreo por parte de los agricultores», agregó el canal de noticias.

Foto: Aspectos de la contaminación en la ciudad de Sao Paulo a consecuencia del desplazamiento del humo  del voraz incendio en la selva. Indica que es la ciudad a las 15:12 de la tarde.

¿Qué han hecho las autoridades?

Según la agencia de noticias AP el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, insinuó que los propios miembros de las ONG podrían estar inculpados en la tragedia.

«Quizás -y no lo estoy afirmando- estas [personas de las ONG] están llevando a cabo acciones criminales para atraer la atención en mi contra, contra el gobierno de Brasil», dijo Bolsonaro en un video publicado en su cuenta de Facebook. «Esta es la guerra que estamos librando». Esta afirmación tuvo repercusión en las redes sociales y ONGs se convirtió en tendencia mundial.

Consultado sobre el avance de los incendios, el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, respondió a la AFP, que «el gobierno movilizó todo el efectivo de brigadistas y aeronaves y ya están actuando junto con los gobiernos regionales».

¿Podrá recuperarse?

En una entrevista con AFP, Paulo Moutinho, investigador del Instituto de Pesquisa Ambiental de la Amazonía, IPAM, explicó que una recuperación tarda décadas e, incluso, es poco probable que muchas especies puedan volver a las zonas arrasadas por el fuego.

«En la Amazonía, las llamas recorren el suelo de la selva y su acción es suficiente para causar la muerte de árboles muy grandes, hasta dos años después del incendio. Los árboles muertos pierden las hojas y eso hace que haya más sol entrando en la selva, lo que provoca que esa vegetación se vuelva más inflamable». Y acotó: «Si no hay nuevos incendios, se tarda varias décadas en recuperar la misma densidad. En algunas regiones, las zonas quemadas son invadidas por otras especies de zonas más áridas, como del cerrado (la sabana brasileña, el segundo mayor bioma de Brasil)».

¿Cuáles son las consecuencias inmediatas?

Además de la pérdida de vegetación y de especies, los incendios podrían incidir, según varios expertos, en problemas energéticos y de suministro de agua en diferentes partes de Suramérica.

La cuenta @InfoAmazoniaEsp, que publica trabajos de periodismo sobre temas socioambientales en la Amazonia, realizó un hilo con las posibles consecuencias. Puede consultarlo en la red Twitter.

¿Cómo podemos ayudar?

Si bien no podemos viajar hasta el Amazonas, para ayudar, sí hay varias acciones que podemos tomar para echarle una mano al medio ambiente.

El sitio en inglés, CNET, elaboró una lista de sugerencias, como donaciones a organizaciones que colaboran con la protección de tierras en Brasil, utilizar el buscador Ecosia.org, que planta un árbol por cada 45 búsquedas que ejecuta y la más sencilla: dejar de consumir o reducir el consumo de papel y madera».

Con información de: https://www.cnet.com/es/noticias/incendio-amazonas-causas-soluciones-reacciones-twitter-brasil-bolsonaro/ Autor Jován Pulgarín